Los versículos de hoy me reconfortan y me confrontan.

 

Este segmento del Génesis detalla cómo Dios llevó a Jacob y a su familia a la tierra de Egipto. Nos permite conectar con Génesis 15, cuando Dios le dijo al abuelo de Jacob, Abram (Abraham): “Ten por seguro que tu descendencia será extranjera en un país ajeno”.

 

La historia actual me reconforta porque es una demostración del carácter de Dios y de su fidelidad. Dios no puede ser menos de lo que dice ser; es inconmensurablemente e inmutablemente bueno y fiel. Dios no rompe sus promesas. Al mismo tiempo, me persuaden de que debo leer diferentes relatos de la Biblia, ya que con frecuencia  espero que Dios actúe según mis plazos y mis criterios.

 

Los descendientes de Abraham pasaron cientos de años de exilio en Egipto. Moisés lo buscó por mucho tiempo pero nunca llegó a la Tierra Prometida. Pablo, uno de los principales líderes de la primera iglesia cristiana, sufrió. ¿Por qué? ¿Por qué la espera? ¿Por qué andar errantes por tanto tiempo?? ¿Por qué el dolor?

 

Nadie lo sabe, salvo que nuestras mentes finitas no pueden comprender la complejidad del plan de Dios para la humanidad. Cada una de nuestras vidas es una sola pieza del vasto rompecabezas, una sola hebra en la red de historias. Simplemente no podemos verlo ni comprenderlo.

 

Ahora vemos por espejo, oscuramente; mas entonces veremos cara a cara. Ahora conozco en parte; pero entonces conoceré como fui conocido.“. – 1 Corintios 13:12

 

Incluso cuando el mundo parezca estar fuera de control, incluso cuando nos sintamos abandonados, aferrémonos a la promesa de Dios de que “todas las cosas ayudan para el bien de los que aman a Dios, de los que son llamados según su propósito” (Romanos 8:28). 

 

Confiemos en su plan; Dios ha demostrado ser digno de confianza a lo largo de los tiempos.

 

Sara

 

 

¿Has escuchado lo nuevo? Nuestro estudio bíblico “Ven, Señor Jesús, ven” está disponible para que lo ordenes por medio de amazon, Bookdepository o en México con nuestra representantes aquí 

 

Únete a nosotros mientras estudiamos sobre el regreso de Cristo. Estudiaremos la forma en que Jesús habló de su regreso, encontraremos estímulo para vivir nuestras vidas con audacia y gracia. 

 

 Presiona la  imagen que te lleva a la publicación de como ordenar